Aplicaciones de Resina

¿Puede la resina epóxica llegar a ser tóxica?

No es posible dar una respuesta en concreto a la pregunta, si la resina epóxica es o no es tóxica. Sin embargo, esto puede observarse desde diversos factores que pueden ayudar a solventar esta duda.

La resina epoxica, existe en tres principales presentaciones: curada, sin curar y en polvo, de allí la importancia de saber qué tan peligrosa es en cada una de sus etapas.

Toxicidad de la Resina Epóxica

Resina Curada: cuando la resina epoxica se cura, el proceso de polimerización y endurecimiento queda finalmente consolidado, pudiendo ser inofensiva al tacto, por lo tanto no es tóxica. El endurecimiento es la etapa final en el que la resina queda completamente sólida y endurecida es por esto, que el trabajo con resina epoxica queda seguro para tocar, caminar y colocar sobre el cualquier objeto.

Resina sin curar: la etapa sin curar de la resina epoxica, es cuando está en forma líquida. Cuando se mezcla la resina epoxica con un endurecedor se produce una reacción exotérmica (libera calor), en este punto debes tener en cuenta que la resina se absorbe muy fácilmente en la piel, siendo tóxico al tacto. En cuyo caso, se debe tomar las precauciones de seguridad adecuadas, como proteger tus ojos y manos para evitar el contacto directo.

Resina en Polvo: si necesitas lijar el trabajo con resina epoxica, para crear una superficie lisa, es posible que generes polvo, este volará al aire y eventualmente se asentará. Usa una máscara transparente de barrera o una mascarilla y protección para los ojos. Al lijar la resina epoxica, evitarás el contacto de directo de partículas con partes sensibles del cuerpo.

Seguridad de los componentes de la parte A frente a la parte B

El epoxi viene en un sistema de dos partes (Parte A y Parte B). La Parte A, es la resina en estado líquido y se combina con la Parte B que es el endurecedor. El endurecedor es lo que hace que la resina reaccione y forme una unión resistente y duradera.  

Por tanto, una resina epoxica puede ser más perjudicial para la salud que otra. Sin embargo, siempre debes protegerte lo mejor posible cuando trabajes con resina en cualquiera de sus etapas. A todos nuestros epoxylovers recomendamos, nunca tocar la resina o el endurecedor sin guantes protectores. Una máscarilla respiratoria sin duda puede protegerte de los vapores nocivos. También es una buena idea usar gafas de seguridad para que la resina no salpique accidentalmente los ojos.

Lo más importante, debes evitar inhalar los vapores producidos, ya que eso si hace la resina epoxica tóxica, en estado líquido tanto como sea posible. El contacto directo de la piel con la resina es esencialmente más dañino para la salud que los vapores. Sin embargo, los efectos de la inhalación de vapores de resina epoxica se subestiman mucho. Pueden aparecer síntomas inmediatos, como erupciones cutáneas, a medida que la piel reacciona a la resina líquida.

¿Cómo puedo trabajar de forma segura con productos epoxi?

Seguir estas medidas de seguridad, junto con las mejores prácticas de resina, garantizará que tu proyecto con resinas se desarrolle sin problemas:

  • Aumenta la ventilación: Es importante que verifiques que estás trabajando en un área bien ventilada, al tratarse de la resina epoxi. Si vas a aplicar resina directamente a los pisos en espacios cerrados como garaje o sótano, mantén la puerta del garaje, las ventanillas y ventanas bien abiertas. También es recomendable colocar algunos ventiladores en el área para aumentar la circulación de aire y que no se concentren los vapores nocivos.
  • Usa equipo de protección personal: para evitar la irritación de la piel y los ojos, compra siempre tu debido equipo de protección personal para mantenerte cubierto. Esto incluye guantes de nitrilo, gafas de seguridad, una camisa y pantalones de manga larga y una máscarilla que debes usar antes de lijar el epoxi.
  • Higiene personal: una vez que hayas terminado con tu proyecto de epoxi, asegúrate de quitarte toda la ropa contaminada y lavarte bien las manos y la piel con agua y jabón o con un limpiador de manos comercial. No querrás comerte una palta y frotarte los ojos con las manos que contienen residuos de epoxi. Además, asegúrate de prestar atención a las uñas principalmente al lecho ungueal, ya que pueden quedar residuos de epoxi allí fácilmente cuando hayas terminado de lavarte, aplica humectante o crema para evitar que se agriete y se seque y siempre debes seguir informándote para evitar tener problemas con la resina epoxica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *